20 junio 2006

Morriña


Ya se que lo que va a pasar no lo sabe nadie, y que no hay que tener prisa por saber, bla, bla, bla... pero a veces odio la incertidumbre, el desear estar en otra ciudad y no saber si vas a volver. Yo no quiero un futuro aquí en esta ciudad de las prisas, la crispación y la especulación al cuadrado.
Me jode estar haciendo ahora lo que debería haber hecho cinco años antes. Creo que eso es lo que me pasa. Me da la impresión de que todo cuesta demasiado y que llevo un tiempo de retraso. Y para colmo la vida me va dando las cosas que no quería, o que no pensaba que iba a hacer. También es cierto que una parte de mí sabía que al final iban a tocar. Ha tocado luchar y esperar, luchar y esperar, luchar y esperar...
(Desahogo matutino)