29 noviembre 2009

El primer consejo



que nos dió la matrona que ayudó a nacer a Hugo fue el siguiente: "Os darán muchos consejos, pero vosotros sois los padres, haced lo que os de la gana" Y otro de los buenos, ha sido el que nos daba la matrona que siguió mi embarazo "No pretendáis que el bebé coja vuestro ritmo, tenéis que adaptaros vosotros a él"

Y he de reconocer, que mucha gente habla y habla, y son los dos únicos consejos que me han ayudado a ganar CONFIANZA con mi maternidad.

Al principio de mi embarazo, sólo leía acerca de la formación de Hugo semana a semana, pero al empezar el tercer trimestre, mi interés comenzó a ser la lactancia, tenía tantas expectativas en que saliera bien, que me daba mucho miedo no cumplirlas... y en esas estaba cuando una reciente mamá me recomendó dos libros de Carlos Gonzalez (o nuestro gurú como le apodamos mi "homóloga gestacional" y yo), el título lo dice todo "Bésame mucho, cómo criar a tus hijos con amor" y "Un regalo para toda la vida, guía de la lactancia materna", comencé a leerlos y una cosa llevó a la otra, a informarme acerca de cómo llevar a mi bebé cuando naciera, y una amiga me regaló un Mei Tai y otras amigas, un foular...

Después cuando Hugo nació y empezó a comer día y noche cada dos horas, empecé a leer de nuevo acerca del sueño, y descubrí que es un proceso evolutivo en el bebé y el niño, y que ya saben dormir, que no necesitan métodos crueles en los que han de aprender que da igual lo que lloren que nadie les va a atender, y duermen, sí, desesperados y rendidos de sueño y cansancio, para que duerman sus padres mejor. Aquí también llovían consejos, que si con un biberón aguanta toda la noche, bla, bla, bla... porque nadie entiende que lo mejor para mi hijo es que mame por la noche y que a mí no me importa!

Así que me voy dando cuenta, gracias de nuevo a los consejos de Mae, que me estoy convirtiendo en una mamá canguro, firme defensora de mi derecho a amamantar a mi bebé hasta que él y yo queramos y colechando con él hasta que él quiera también, y aquí he de añadir que yo también coleché con mi madre y como comprobáis he salido de su cama hace muuuucho tiempo...

Así que me siento MADRE firme en mis convicciones y feliz de atender y dar a mi bebé todo el amor que puedo, amamantándole, porteándole, colechando y educándole poco a poco con apego y respeto.
Y en esto también coincide el papá, que está haciendo que todos estos cambios que están sucediendo en nuestras vidas los estemos viviendo los tres con la máxima felicidad del mundo y sin agobios... a nuestro ritmo... no pretendemos hacer lo que hacíamos antes, porque Hugo lo ha cambiado todo... para MEJOR

14 comentarios:

Adijirja dijo...

Ay... los consejos... A mi son muchos los que repiten "que no se acostumbre a los brazos". Pero como no se va a acostumbrar si es donde está más "agustito"??? Y con las chupas y los biberones de agüitas milagrosas, otra batalla continua.
Menos mal que, como tú dices, hacemos equipos cohesionados con nuestras parejas porque si no, no sé si resistiríamos la presión...
Y que guapo están Hugo por Tutatis!!! :)

cybernekanekane dijo...

Pero bueno, vaya mofletes que tiene...Es riquísimo. Yo no te puedo dar ningún consejo, jejejejeje, mejor ¿no?
Besitos, muakkkkkkkkkkkk

caska dijo...

Eso Olè ;D di que sì!!! tu a tu bola que el nene es guapissimo y crece de maravilla. Ainsss que luego cogere tus perlas de sabidurìa y mandarè al carajo todos los que me apropinan como tengo que crecer la mia. Pero si ahun no ha nacido!!! quereis dejarla nacer en paz!!! ;P

fifilota dijo...

¡Cierto! Nadie mejor que vosotros sabe qué quiere y necesita Hugo, asi que... ¡¡ni caso!! ¡¡Si además Hugo es genial!! ¡¡Ya vuelvo a tener ganas de verle!! Ay!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola:
Tengo una hija de 25 años y otra de 22, a las dos las amamanté y creo que es una de las mejores cosas que he hecho por mis hijas. Dicen que es más cómodo dar un biberón, pero a mi no me lo parece en absoluto. Ahora son unas mujeres de las que estoy orgullosa. Se han criado sanas y estoy deseando que me hagan abuela. Espero que ellas también den a sus hijos su leche, la de su madre ¿hay algo más natural? besos y felicidades

Laurix dijo...

Pues yo veo a Hugo guapísimo y grandísimo, así que nada mejor que vuestra intuición para saber lo que necesita vuestro hijo! Seguro que crece muy muy feliz!

anita dijo...

¡ay! no en vano dicen "más a gusto que en brazos" madre no hay más que una y siempre (ahora que no me poye la mía) saben que es lo que necesita su criaturilla. ¡enhorabuena por Hugo!

Ester dijo...

Lo debes estar haciendo genial, por que está guapísimo y se le ve la mar de feliz.. a mi me da que el secreto está en no agobiarse y no se yo si ese conejo de que os adapteis a su ritmo es muy bueno, también necesitan que vuestras rutinas marquen las suyas. Como maestra de infantil te recomiendo que marques unas rutinas adaptadas a su edad y crecimiento, te vendrá genial cuando sea un poco más mayor.
Un besico...

Alex dijo...

Uy! Sí que estamos estableciendo rutinas! Me refiero precisamente a eso, antes no las teníamos y ahora sí...

Nita dijo...

di que sí, que lo niños tienen que estar en los brazos... de fifilota por ejemplo para que así su mamá pueda tejer tranquila :D

el consejo de la matrona me ha encantado, lo voy a seguir en mi vida diaria, con y sin niños de por medio.

besotes!

Fátima dijo...

Hola soy Fátima no creo que te acuerdes de mí, fuí a una quedada hace mucho tiempo acababa de llegar a Valladolid y estaba embarazada, he querido muchas veces ir a vuestras quedadas pero siempre por una cosa o por otra no voy, pero siempre os leo, me alegro mucho que estes viviendo de una forma tan instintiva tu maternidad, yo tengo a mi bebe de 15 meses y estoy esperando el segundo, también me marco mucho el libro de besame mucho, he vivido y estoy viviendo mi maternidad en libertad, mi hijo aun mama, pese a lo pesada que se pone la gente(ni que ellos le tuvieran que dar la teta), lo duermo en brazos cantandole y abrazandolo con todo el amor que le tengo, muchas noches duerme con nosotros, y es un sol, he vivido mi maternidad sin tabues, lo he cogido todo lo que he querido y más (yo en vez de mai tai tengo bandana), ahora ya anda y no le apetece tanto que lo coja, porque todo tiene su edad y su proceso no hace falta adelantar las cosas, y un dia supongo que ya no querra dormir conmigo, yo siempre digo que con la cantidad de tabues que hay en la maternidad se elimina lo mas bonito, lo romántico, el verdadero disfrute que son esos momentos tan intimos, y se queda solo lo mecanico.
Yo no se si lo hago bien o mal, pero mi bebe esta feliz, me da 1000 besos al día, y eso para mi es la mejor recompensa porque ante todo quiero que el sea feliz.
Bueno me he enrollado muchisimo, enhorabuena por tu niño y disfrutalo muchisimo, espero ir a alguna quedada y conocerlo personalmente un abrazo.

Alex dijo...

Claro que me acuerdo de tí Fátima!! Muchas gracias por contarme tu experiencia, existe un "cierto miedo" a contar lo que haces, o las intenciones que tienes... porque no es lo que está bien visto... y no sabes lo que agradezco escuchar tu experiencia porque aunque estoy rodeada de mucha gente, no de mamás recientes con quien compartir inquietudes.
Lo de las opiniones de la gente es una pasada, todo el mundo se cree con derecho a opinar y decirte lo que tienes o no que hacer.
Estaremos encantadas de que vuelvas a las quedadas, aunque entiendo que tendrás mucho jaleo con tu peque tan peque y otro en camino, enhorabuena!!!!
Estaremos encantadas de que puedas venir a alguna quedada!
Un abrazo!

Anisor dijo...

Se le ve taaan guapote y risueño que sea lo que sea que le estéis haciendo, está claro que le sienta bien.
Besiños!

Hiroshige dijo...

Te voy a presentar a una amiga a quien me recordaste cuando comencé a leer esta entrada: te saca unos meses de ventaja en la maternidad pero tiene las mismas convicciones y actitud que tú frente a los peques.
Aquí la tienes, escribe poco desde que tuvo a la nena pero si le dejas mensaje, seguro que te contesta ;-)