02 septiembre 2007

Ayer comimos

con una ex-compañera de I. Se ha comprado una casa que no la gusta, que no puede pagar y que no le hace ilusión vivir en ella. Es una chica que se ríe poco. Entre todo lo que hablaron sobre el curro anterior y los antiguos compañeros, y de lo poco que yo escuché, yo tengo una graaaan capacidad para desconectar y hacer volar mi mente cuando algo no me interesa... escuché cosas que me hicieron flipar. El mayor problema de su trabajo era la gente con la que comía, de hecho según ella es muy importante el grupo con el que se come, incluso un día a la semana ella se permite comer con "los becarios" para mezclarse. El colmo fué cuando dijo que I comía con los apestados, porque nadie quería comer con ellos, incluso que habían pensado en alguna ocasión que esto dificultaría un futuro contrato para I. Por favor, esto es el mundo real????? Parecen las series americanas con la mesa de las animadoras y la de las gafas de pasta pegadas con cinta aislante!!
A lo que I le contestó que los supuestos apestados eran la mesa en la que todos comían cuando les apetecía y donde se sentaba quien quería y todos eran bienvenidos.
Realmente no se si esto es una apreciación suya o su empresa es así, me alegro de que I haya salido de ella y de ese mundo de conspiraciones en el que ascienden a una persona que no trabaja y cobra un sueldo que nunca podremos ganar ni en nuestros mejores sueños, porque conscientes de que no hace nada o la echan o la suben para ver si se motiva.... Y los curritos con contratos basura pendiendo de un hilo trabajando con contratos de sustituciones de bajas maternales, etc... No sabía que en una multinacional con tanto dinero podría haber tanta miseria...

7 comentarios:

let dijo...

¡Hola guapa! Qué lamentable lo que cuentas, pero por desgracia, qué gran realidad... Yo estoy harta de trabajar el doble para que pueda haber quien no trabaje nada, o casi. En fin, que me sale la vena sindical. Oye, no faltes a la qdd, ¡¡que tengo una cosa para ti!! Espero que no se me olvide... ¡Muchos besos!

Laurix dijo...

Patético!! Yo pensaba que esas cosas no existían, pero me temo que tendré que empezar a abrir los ojos... :-( Menos mal que I. ya no está ahí!

Alex dijo...

No faltaré Let, hay que intriga!!! Besitos!!!

Lía dijo...

Es que las grandes empresas se hacen grandes a costa de eso, de maltratar a los curritos. Lo que cuentas del comedor me parece terrorífico y aunque me asombra en el fondo tampoco me cuesta tanto imaginarlo...que vida más triste tiene que tener quien así actúa, no?

fifilota dijo...

De todas maneras... ¿Qué se puede esperar de una tía que se ríe poco? A veces la gente disfruta amargándose la existencia... y de paso creando malos rollos en los demás... ¡Ni caso!

anita dijo...

BIENVENIDA DESPUES DE TANTO TIEMPO, ESO QUE CUENTA ES REAL PERO EL PROBLEMA ES QUE CUANDO LA GENTE NO SABE HACER SU TRABAJO TIENE QUE BOICOTEAR EL DE LOS DEMÁS PARA QUE NO PAREZCAN TAN INUTILES...

Pioggia dijo...

Suena asquerosete eso de trabajar en una empresa donde te juzgan por tus compañeros de mesa a la hora de comer, y no por tu desempeño. Eso de comprar casas sobrepreciadas (y feítas) es un mal muy español... no creas que aquí en gringolandia la cosa mejora. Se nos viene una oleada muy fea de gente que se endeudó hasta las gónadas por casas que ahora no pueden pagarse. Espero que no haya recesión.