30 noviembre 2007

Mañanitas de niebla



tardes de paseo... Hay que ver, tanto he echado menos Pucela que ahora cuando me levanto y abro la persiana desde la cama me encanta ver la niebla... todo blanco... y ese frío que entra mientras estoy todavía acurrucada en el edredón... lo mejor es cuando levanta la niebla y sale ese cielo tan azul y ese sol brillante, que no calienta apenas pero que le alegra a una el día y sobre todo a las que saben aprovecharlo bien. Así que a veces me da pena hacer la cama y dejo a la pequeña Pe disfrutando (y llenando de pelos) su rincón favorito. Definitamente sí, la próxima vida quiero ser gata.

8 comentarios:

Cannnela dijo...

Ay Pelusaaaaaaaa!!! que bonita que es!!! Anda jodía!! que andas acurrucada todo el día sobándola debajo de la barbilla. Así vuelvo yo tambien a donde sea :)

anita dijo...

mañana de niebla tarde de paseo, si es que las nieblas de Valladolid son las mejores

Pioggia dijo...

Curioso, me haria falta crecer en sitios de niebla. Aqui la niebla a veces no se levanta hasta bien entrada la manana, y como que hasta entonces no me siento despierta del todo. Que rico que disfrutes tu regreso.

Laurix dijo...

No me extraña que dejes a Pelusa ahí, yo no podría resistirme viéndola de esa manera :-)

caska dijo...

Jajajjaja yo tambièn he siempre dicho que en la próxima vida quiero ser gata.
Pero en casa de mi tìa donde los gatos se tratan mejor que las personas. ;) Que guapa la Pelusa ,el parecido con mi Leo es asobmroso!!!!

Laurix dijo...

¡Te tocó! Tienes una tarea en mi blog!

Muir dijo...

¡No me extraña! Si te tratan tan bien como tú a ella... ;)

Gaby dijo...

Ay¡¡¡¡.....como las echo yo tambien de menos....t entiendo a la perfección...a veces cuando veo llover y llover pienso...cambiaria una gota de lluvia por el resplandor del sol saliendo de la carcel de la niebla...besitos marta